Servicios Avanzados

 

El Area de Proyectos de Innovación de la FULP ofrece un de servicio de acompañamiento a la empresa en su proyecto de implantación de sistema de I+D+i.

Shift servicios avanzados

Estructurar un sistema de gestión orientado hacia el proceso de innovación en las empresas y planificar la I+D+i es de vital importancia para diferenciarse de los competidores del sector. Actualmente las empresas no tienen en cuenta este proceso por desconocimiento y abordan la I+D+i únicamente para solucionar una demanda puntual, de manera desordenada y sin estrategia.

 

Para solucionar este problema la Fundación Universitaria de Las Palmas (FULP) ha puesto en marcha un servicio de asesoramiento y consultoría orientado a que las empresas sistematicen sus proyectos de I+D+i llamado SHIFT. Consiste en sistematizar su I+D+i y mejorar su estrategia de manera continua controlando permanentemente todas las fases del proceso.

 

Para poder planificar la I+D+i de manera ordenada, la FULP, junto a diferentes socios estratégicos, realiza un análisis interno y externo de la empresa determinando las acciones estratégicas a seguir. En esta primera fase se persigue identificar oportunidades de mejora o posibles amenazas para la empresa, usando herramientas de inteligencia competitiva o técnicas de innovación abierta.

 

Por otro lado, con el objetivo de reducir la incertidumbre, se elabora un estudio de la viabilidad tecnológica y económica de los proyectos de I+D+i y se planifican los objetivos e indicadores, se desarrollan planes de actuación tecnológica y se imparte formación de sensibilización y apoyo a la dirección para gestionar la transformación de la empresa.

 

Muchas veces, los técnicos que ocupan cargos intermedios en las empresas están concienciados en este cometido de sistematizar la I+D+i pero la dirección no es consciente de esta problemática. La formación y sensibilización es importante ya que la innovación no es fruto de un proceso espontáneo, sino que tiene que estar perfectamente planificada y dotada de recursos». Una vez definida la estrategia, hay que dotar a la empresa de los recursos necesarios para que los objetivos se cumplan. Para ello se necesita una estructura organizativa y recursos humanos, materiales, económicos y tecnológicos coherentes con los objetivos planificados.

 

Los servicios que se ofrecen para la gestión de estos recursos son el reclutamiento de tecnólogos e investigadores, la gestión del talento, la elaboración de sistemas documentales de gestión de la I+D+i, o software para apoyo a la sistematización de la I+D+i, entre otros.

 

Planificada la I+D+i y dotada de recursos se producen los procesos operativos, que van desde la generación de las ideas, el desarrollo de pilotos o prototipos, hasta la protección de la I+D+i y la explotación comercial del nuevo producto o servicio generado.

 

Por último es de vital importancia analizar e informar de la eficacia en la implantación de las acciones estratégicas y medir las posibles desviaciones con respecto a lo planificado.

 

 

Las acciones de mejora permiten que todas las partes implicadas en el sistema de gestión se beneficien “